Minirreseña – ‘Runner 3’

Runner 3

Choice Provisions

Nintendo Switch, PC, PlayStation 4

LANZAMIENTO: 22/05/2018

Recuerdo con cierto cariño el boom del videojuego indie, allá por hace década y media. Una subindustria que empezaba a florecer gracias a los nuevos paradigmas de distribución y a presentar ideas frescas e innovadoras en un entorno que, según muchos, empezaba a estancarse. De ahí nació la saga Bit.Trip, una colección de juegos musicales con una publicidad boca a boca viral. Y, si bien toda la colección llegó a tener su minuto de fama, existió uno que destacó por encima de los demás: Bit.Trip Runner. Tanto, que llegó a tener dos secuelas: BIT.TRIP Presents… Runner2: Future Legend of Rhythm Alien —toma bocanada de aire— y el que nos ocupa, titulado simplemente Runner 3.

Quizá la saga Runner —permitidme la licencia de acortar— fue la que popularizó el encontrarnos títulos en los que se corre de forma automática y existe una meta real. Hasta ese punto, lo más común era que todos tuvieran un planteamiento arcade y el objetivo fuese llegar lo más lejos posible mientras cumplías objetivos. Pero desde entonces, ése ha sido un género que ha evolucionado sobremanera… ¿Está Runner 3 lo suficientemente en lo alto como para poder estar a la altura de ser uno de los padres fundadores?

Probablemente, no. Si bien Runner 2 fue un gran salto hacia delante del primero —tanto a nivel artístico como de variedad y desempeño musical—, aquí no puedo tener otra sensación más allá de esto es más de lo mismo. Más bonito, ligeramente más variado, pero incapaz de aportar nada a la ecuación y quedándose por detrás de competidores más modernos. Como punto positivo, la música se hace menos repetitiva en sus bases y el número de coleccionables y aportaciones extra a los niveles ha crecido, pero no todas acaban de funcionar tan bien como deberían.

Por otro lado, la parte buena de ser más de lo mismo es que si te gusta lo mismo, tener más siempre es bueno. El diseño de niveles sigue siendo inteligente casi siempre y la agilidad con la que se desarrolla hace que no te moleste cuando tu capacidad de reacción se ve sustituida por tu capacidad de ensayo y error. Los controles están ciertamente más pulidos que en las dos anteriores entregas —quizá con la salvedad de los vehículos de control libre, que no acaban de sentirse cómodos del todo— y la rejugabilidad crece exponencialmente con las rutas alternativas, coleccionables y misiones.

Pero al final del día, Runner 3 acaba siendo un extraño punto medio entre una reliquia del pasado que intenta apelar a la nostalgia por algo que a no pocos jugadores no nos parece tan atrás en el tiempo y un intento honesto por autorrevolucionarse. La parte buena es que te dará horas de diversión. La mala, que quizá alguien con un tiempo limitado preferiría invertirlas en otra cosa. Pero si te gustaron los anteriores, aquí vas a disfrutar de nuevo con Commander Video.

+ ¡Más Runner!
+ Muy rejugable y con una ingente cantidad de desbloqueables y coleccionables
- Eh.. sí, es más Runner.
- No evoluciona demasiado lo visto en los anteriores y por tanto se queda por detrás del estándar actual