Calidad, no amenazas

Calidad, no amenazas

En esta ocasión me toca quejarme de algo que me está molestando sobremanera últimamente, la manía que tienen algunas empresas de secuestrar juegos que todos queremos y deseamos cobrando como precio el tener que comprar un producto que puede no interesarnos.