Kingdom Hearts III y sus mundos: un análisis predictivo (II)

Lo admito. La expectación por Kingdom Hearts III me puede. Hace poco que publiqué la primera parte de este análisis, en la que me centraba en sentar unas bases sobre mi análisis y poner la primera ronda de predicciones sobre la mesa con los mundos basados en filmes del canon animado Disney y Pixar y ya siento que es hora de dar una segunda vuelta a la manivela para hablar de los mundos originales de la franquicia y añadir alguna que otra reflexión más al respecto.

En esta ocasión, aparte de llevar a cabo destripes basados en las filtraciones del pasado mes de diciembre también voy a incluir apreciaciones derivadas de acontecimientos que tienen lugar en Kingdom Hearts χ y Kingdom Hearts Unchained χ / Union Cross para trazar ciertas ideas. Por tanto, como siempre, aconsejo precaución lectora.

Minimundos y referencias como representación

Entre la última hornada de noticias nos llegó un pequeño e inesperado cameo: un minijuego inspirado en las clásicas consolas Game&Watch basado en el corto de 1933 GiantlandSi ya de por sí es un buen augurio del cariz que está tomando el juego, la mejor conclusión a la que se puede llegar a través de este anuncio es que, sin duda, la compañía quiere traer más representación que los mundos.

¿Y por qué no pedirle más al juego? Este precedente nos hace pensar en la posibilidad de minijuegos ambientados en otras propiedades, como si de un minimundo se tratase. Birth by Sleep ya coqueteaba con la idea proporcionándonos un tablero de comandos dedicado a Winnie the Pooh y sus amigos.

Y es que, dada su enorme popularidad en Japón, es imposible escapar del rechoncho osito, que ya se insinúa con bastante ímpetu entre los datos filtrados. Un prefijo “PO” y estructuras como madrigueras o tarros de miel nos hace imposible negar que dicho mundo aparecerá de alguna forma. Pero, quizá —y confío en esta posibilidad— no interese diseñar un mundo tan extenso como los que este mundo promete para una colección de minijuegos. ¿Y si sólo se tratase de un pequeño mapa, hijo de cualquiera de los mundos originales, desde el que hablar con los personajes para iniciar las pruebas? Traería a nuevos personajes sin suponer un gran coste.

Trazando esta lógica, se encuentran muchos más candidatos. ¿Un minijuego de carreras basado en las recrativas de ¡Rompe Ralph! que no sepa tan a poco como el Retumbódromo?  ¿Una visita exprés a los reinos de Fantasía para combatir una vez más contra Chernabog? O, sólo por volvernos un poco locos tirando ideas al azar, ¿qué tal un par de números musicales en El Show de los Teleñecos?

 

Regreso a lo conocido

Hasta la fecha, sólo tenemos la certeza de volver a uno de los mundos originales que nos presenta la franquicia: Villa Crepúsculo. Desde el primer momento en el que pudimos ver algún esbozo de lo que podría ser el juego —allá por cuando lo único que podían mostrarnos no era más que un target render— estaba claro que volveríamos a ese mundo. De hecho, y si las entrevistas a Tetsuya Nomura no nos engañan, será de nuevo el primer mundo que visitemos. Eso sí, es probable que no sea con Sora y sus amigos, ya que su nave gumi ya tiene rumbo al Olimpo.

Junto a él —y probablemente también con el mismo tipo de unión— vuelve la Torre de Yen Sid, centro no oficial de operaciones del lado de la luz de unos años a esta parte. Y es que a pesar de todo lo que hemos visto ya del título no acabo de tener una sensación real de mundo central como podrían ser Ciudad de Paso en el original o Vergel Radiante en KHII. ¿Será este el turno del mundo de entreplanos?

Sea como fuere, no va a estar solo, ya que un breve vistazo a las filtraciones nos indica que veremos, de algún modo, un mundo prefijado RG que cuenta con, entre otras cosas, una sala de ordenadores. Efectivamente, hablamos de Vergel Radiante. Podríamos asumir de alguna forma que sólo se tratase de mapeado dedicado a escenas de vídeo, pero la aparición del Bosque de los Cien Acres y su prominencia en la franquicia a nivel narrativo junto a las conexiones con múltiples de sus personajes me hace dudar mucho de su aparición.

Lazos en el sueño

Aquí es donde empieza a enredarse la cosa, ya que mis conocimientos sobre Kingdom Hearts Union Cross no son probablemente mi fuerte en la franquicia. No obstante, tras ponerme al día con la historia del juego de móviles y leer docenas de explicaciones en la red, me creo preparado para aventurarme en esta parte del análisis para justificar la presencia de Albaburgo. Y, es que más allá de que ya se haya modelado gran parte de la ciudad y algunos interiores de cara a Back Cover, hay motivos de cara a la narrativa que podrían explicar que hiciera aparición.

Y es que el estado actual de Albaburgo es… complicado, como poco. Sabemos que ya no existe en el mundo real a causa de la Guerra de las Llaves Espada que tiene lugar al final de Kingdom Hearts χ, el juego de navegador. El Albaburgo que vemos en Union Cross no es más que una réplica. Una réplica que se encuentra en el reino onírico con una línea temporal propia en la que la guerra nunca ha tenido lugar. Todo el mundo, salvo por los nuevos líderes, vive engañado de la naturaleza del lugar.

El tratamiento narrativo que se le da no es exactamente el mismo que al de los mundos oníricos de Dream Drop Distance, sino más cercano a las implicaciones de la presencia de Sora en el Mundo Inexistente en los últimos compases de dicho juego. ¿Qué quiere decir esto? En resumidas cuentas, no es el mundo quien está soñando, sino que se trata de un sueño colectivo de los Dandelions, los múltiples protagonistas de Union Cross.

Por tanto, el mundo puede permitirse existir en ambos reinos —real y onírico— al mismo tiempo, pero con diferentes formas. Pero no hemos visto Albaburgo en el mundo real tras la guerra, ¿verdad? Yo —y, según he podido investigar, es una explicación bastante extendida pero no confirmada— creo que se trata de la Necrópolis de las Llaves Espada. Lo poco que hemos visto del mundo real —las reuniones de los líderes fuera del Albaburgo onírico— en las escenas del juego de móviles me lleva a valorar positivamente esa teoría y sus posibles implicaciones.

En primer lugar, visitar el Albaburgo onírico elimina una de mis mayores preocupaciones sobre la presencia de la Necrópolis en Kingdom Hearts III, lo básico y poco inspirado de su diseño de mapeado y jugabilidad. Quizá Birth by Sleep no destacara por su diseño de niveles, pero la mayoría de mundos tenía una identidad, un interés real. Pero en nuestra única visita —más allá de los combates especiales contra la Reminiscencia de Vanitas y la Consciencia Latente— a este mundo tan relevante para el trasfondo narrativo, me sentí muy decepcionado. Tres mapas mal  hilados, unos tornados de oscuridad para frenarte un poco y… ¡a por el jefe final! Ya está. Y es que un terreno baldío no puede aportar mucho más.

Por eso creo que usarlo como puente a una Albaburgo onírica —y me aventuro a señalar dónde, en el clímax de mitad del juego— para dotar, por fin, del poder del despertar a Sora y desenterrar las respuestas a múltiples misterios sería una magnífica idea.

Timey-wimey… stuff

Si Albaburgo es el sueño, Tierra de Partida es el tiempo. Ya sabemos que el mundo aparecerá en cierto modo en el juego dadas las filtraciones, pero la clave es cómo. Como ya sabemos, tras Birth by Sleep el mundo pasó a convertirse en el Castillo del Olvido. No es muy descabellado pensar que podría limitarse a escenas de vídeo en el pasado, pero la naturaleza —algo ilógica y con unas reglas especialmente retorcidas— de los viajes en el tiempo en la franquicia me impide descartar la posibilidad de una visita real.

Y es que el Castillo del Olvido ya cuenta con bastantes papeletas —al fin y al cabo, Ventus sigue dormido allí— para tener cierta carga narrativa. ¿Visitaremos el mundo? ¿Se tratará de la cara B de la historia y será otro personaje el que se encargue y sólo lo veremos en retazos en forma de cutscene? No puedo descartar ninguna de las posibilidades.

Lo que sí que puedo plantear es una tercera faceta del mundo. Ya sabemos cuál es el objetivo real de que el mundo tenga dicha forma —ocultar a Ventus— y que un Maestro de la Llave Espada puede transmutar su forma de nuevo. Y no creo que tenga sentido mantener el mundo con su forma actual ni retornarlo a la que mostraba en los tiempos de Eraqus. Suponiendo que internamente se le dé importancia —que, dado el valor sentimental para los personajes de hace diez años, debería—, el Castillo debería convertirse en una representación de los nuevos tiempos.

¿Será eso la mitológica Cable Town se la que se habló hace años a puerta cerrada y nunca volvimos a saber nada?

El lugar más feliz de la Tierra

Y es que, hasta para los mundos originales, Disney tiene mano. Prueba de ello es el Castillo Disney que vimos en Kingdom Hearts II y que, si hacemos caso a las filtraciones, volverá de alguna forma en esta ocasión. Los ficheros de la filtración apuntan directamente a la biblioteca que ya hemos visitado en otras ocasiones, por lo que o bien se trata de escenas de vídeo como ya ocurrió en Re: Coded Dream Drop Distance o estaríamos hablando de una nueva visita a la residencia de Su Majestad.

No obstante, y viendo la arquitectura del mundo mostrada en los anteriores títulos, limitarnos al castillo sería una mala jugada. Probablemente Disney Town, en su iteración de Birth by Sleep no nos traiga los mejores recuerdos, pero sí que sentaba unas buenas ideas en sus áreas de recreo. Y, para unir esa idea al attraction flow, ¿qué mejor que convertir Disney Town en Disney Land como muestra de fanservice definitivo?

Ya vimos un prototipo de parque temático en El Paraíso del Bromista. Desgraciadamente pecaba de vacío y desganado, pero la filosofía de diseño tras este título podría cambiarlo. Además, tratar a este mundo como el nuevo Gold Saucer podría unirse de una forma muy directa con el primer punto de este artículo. ¿Por qué no poner aquí atracciones basadas en licencias que no se representen tan claramente?

La recta final y el Reino de Corazones

Donde sí que espero una verdadera sorpresa es en la recta final del juego. Y es que el propio Nomura ya ha subido las apuestas citando, sobre los últimos compases, que “es algo que lleva queriendo hacer desde sus tiempos en Final Fantasy“. Sobre este punto no quiero especular sobremanera, ya que todo lo que trace en estas direcciones va a sonar más a una lista de deseos que a algo realista o informado. Por tanto, esta última sección la voy a dejar como un ejercicio de imaginación colectivo. O, de debate, si gustáis más.

Eso sí, lo único que le pido —con cabeza— es que finalmente veamos ese ser mitológico conocido como Kingdom Hearts¿Qué mejor parte para cerrar esta saga que nos ha acompañado durante tantos años?